Historia de Mindo Parte 2: Observación de Aves

En la primera entrega de este artículo aprendimos sobre la historia de Mindo y el turismo en la región, a través de la vida de Efrain Toapanta: co creador de Casa Divina Lodge y SabinaTour Operadora y uno de los guías naturalistas más reconocidos de la zona.

 

En esta segunda entrega les contamos más sobre la observación de aves en Mindo, una actividad que se ha convertido en nuestro principal atractivo turístico a nivel internacional y, por ende, en un pilar de nuestra economía. Esperamos que esta información contribuya al crecimiento del turismo nacional en el área de Mindo y la Reserva de la Biosfera Chocó Andino de Pichincha, ya que la protección de estos verdaderos santuarios de vida solo puede ser sostenible cuando su propia gente los aprecia, valora y respeta.

Para conocer cómo era Mindo a mediados del siglo XX y su transformación hacia un destino turístico, lea aquí la primera parte de la entrevista con Efrain.

A continuación, reproducimos una de las preguntas para introducir el tema de hoy:

Pregunta: ¿Cómo fue creciendo el turismo de aves en Mindo?

Efrain: Uno de los sucesos más importantes se dio en 1994 cuando se realizó el primer conteo navideño de aves en Ecuador. Participamos 12 personas en tres rutas diferentes y registramos un total de 220 especies. Fue entonces cuando Mindo comenzó a perfilarse como un destino de aviturismo. Seguimos haciendo el Conteo cada año y cada vez se sumaban más compañeros, llegaba más turismo internacional y nos visitaban muchas agencias de viajes que hacían tours de aves. Así entendimos que debíamos inclinarnos hacia esta actividad por lo que debíamos desarrollar nuevas habilidades, aunque no era fácil. En ese entonces no había una guía de aves del Ecuador (el primer libro se publicó en 2001), así que yo trabajaba con el libro de aves de Colombia que era el más parecido.

En 1997 Mindo recibió el reconocimiento IBA (Important Bird Area) de la organización Bird Life Internacional y esto contribuyó a que se hiciera más conocido entre los pajareros. En el 2000 celebramos nuestro primer record, que nos valió el primer lugar en el Conteo Navideño de Aves a nivel mundial: 348 especies en un solo día. Estos reconocimientos comenzaron a sembrar el interés por las aves a nivel nacional, y en 2005 se comenzaron a realizar conteos en otras áreas del país. Además, Mindo siguió ocupando el primer lugar en el Conteo Navideño de Aves de 2006 a 2010.

P: ¿Cómo desarrolló los conocimientos necesarios para ser uno de los guías de aves más reconocidos de Mindo?

E: En 1997, cuando apenas estaba despegando el interés por las aves en Mindo, tuve la suerte de acompañar a Kazuya Naoki, un biólogo japonés que vino a hacer una investigación sobre tangaras para National Geographic. Se hospedó en unas cabañas que teníamos con mi cuñado Hugolino Oñate en el ahora reconocido Jardín Orquídeas, y yo fui su asistente durante la investigación. Lo acompañé en la recolección de especies: colectábamos tres individuos de cada especie para hacer el estudio genético y de comportamiento, y también recolectábamos las plantas que estas especies visitaban.

Durante esta experiencia creció mi interés por las aves, ya que entendí mucho mejor su comportamiento, anidación y otras cosas que antes no conocía. Me ayudó mucho a entender mejor la ciencia que está detrás de la observación de aves, al conocer sobre los individuos de cada especie y sus particularidades. Antes era lindo verlos, pero no profundizaba en el tema, pero ahora podía distinguir y entender sus diferencias. Kasuya publicó su artículo y me incluyó en los agradecimientos. Incluso me invitó a continuar su proyecto de investigación por América Latina, pero yo era muy joven y en ese momento no me veía viajando y estudiando aves y plantas.

Los conocimientos de guianza los había adquirido en 1991, durante el primer curso de formación de guías de turismo que se realizó a nivel nacional. Pero quienes nos hemos formado para ser guía de aves lo hemos hecho de manera independiente: observando, haciendo salidas de campo, investigando y estudiando los libros disponibles, que antes eran muy escasos. Ahora con el Internet tenemos muchos más recursos y posibilidades de aprender sobre otras especies en diferentes áreas sin tener que estar todo el tiempo en campo.

P: ¿Y en la práctica?

E: En 1999 conocí a Molly, mi esposa y co-creadora de Casa Divina Lodge y SabinaTour Operadora, cuando me contactó para hacer su investigación de tesis en Pacaso y Pacaso, una fundación para la conservación que habíamos creado con un grupo de amigos. Teníamos un amigo en común en Quito y él le dio a Molly el número de la central telefónica de Mindo, que era el único medio de comunicación que teníamos con la ciudad. Mi hermana trabajaba allí y justo el día en el que llamó Molly, yo la estaba reemplazando, así que contesté la llamada y nos quedamos conversando un buen rato. Más adelante nos encontramos en Quito para explicarle en detalle nuestro proyecto, le interesó Mindo y vino a quedarse una temporada para hacer su tesis.

Molly se quedó en Mindo y juntos comenzamos a pensar en cómo desarrollar el turismo sostenible en la región y atraer a más turistas internacionales. En 2001 compramos un terreno y nos fuimos a Estados Unidos a trabajar para hacer capital y volver a construir nuestro negocio, teniendo siempre en mente la idea de promover un turismo diferente, más consciente, de economía igualitaria y respeto a la naturaleza. Casa Divina Lodge abrió sus puertas en 2008 y, aunque el principio fue difícil, nuestra motivación y optimismo siempre nos ayudan a salir adelante y seguir creciendo.

Al principio, mientras construía las instalaciones de nuestra hostería y apoyaba en la operación, también guiaba tours naturalistas y de aves con otras operadoras turísticas. Así fui adquiriendo más y más experiencia, y en 2008 comenzamos a operar nuestros propios tours privados. En 2015, debido a la nueva Ley de Turismo del Ecuador, abrimos nuestra operadora turística SabinaTour, de la cual soy el Jefe de Operaciones. 

P: ¿Cómo ve su futuro cómo guía de aves?

E: Llevo más de 20 años siendo guía de turismo y más de 15 años siendo guía de aves, por lo que en este momento tengo ganas de bajar el ritmo y compartir mis conocimientos de otra manera. En los últimos años, durante el Conteo Navideño de Aves, he estado guiando a los grupos de jóvenes estudiantes ya que son ellos quienes deben conocer bien y enamorarse de esta profesión para seguir promoviendo el turismo responsable en nuestra región. Sigo guiando esporádicamente en SabinaTour y activamente involucrado en diferentes espacios públicos y privados, en los que se discuten nuevas maneras de abordar el turismo en Mindo y el Chocó Andino, con el fin de promover la conservación y la economía solidaria ante todo. 

¿Nos ayudaría a correr la voz? ¡Síganos en Facebook, comparta este post y reserve un tour con nosotros!

Conoce más noticias en nuestra lista